domingo, 10 de julio de 2016

Todo ese fuego (Ángeles Caso)

16 de julio de 1846. En la casa parroquial del pueblecito inglés de Haworth, las tres hijas del pastor comienzan la jornada ocupándose de las tareas domésticas mientras esperan que llegue la tarde, cuando puedan sentarse juntas para dedicarse a escribir a escondidas las novelas que ansían publicar. Son las hermanas Brontë, tres mujeres solteras de alrededor de treinta años que, desde la infancia, gracias a la literatura, han sobrevivido a las tragedias familiares, la falta de recursos económicos y el aislamiento.

Es una novela que tenía muchas ganas de leer pese a que había leído malas críticas, pero las Brontë tiran mucho.


Lo primero que me sorprendió es que la novela es cortísima, no llega a las 300 páginas y la letra es grandota. Se lee enseguida.


La historia empieza cuando las hermanas están escribiendo Agnes Grey, Jane Eyre y Cumbres Borrascosas, y a través de los recuerdos la autora nos va contando cómo han llegado a ese punto y lo que las motiva. 


Ángeles Caso se queda a mitad de camino entre novela y biografía novelada, no se decide. A ratos parece ser una biografía rigurosa y al siguiente se convierte en novela por los sentimientos, emociones o pensamientos que pone en boca de las Brontë. Algunos de ellos bastante arriesgados y llamativos.


Es lo primero que leo de esta autora y tengo varios libros suyos en el punto de mira. Todo ese fuego no me ha parecido una obra mala, porque está muy bien escrita, pero tampoco me ha aportado nada y tampoco creo que le aporte nada a la historia de las Brontë.


Si habéis leído alguna biografía sobre la familia Brontë os sabrá a poco, de lo contrario puede que lo disfrutéis.

miércoles, 22 de junio de 2016

Rincón de época (Junio)


Junio no está ayudando a mis pocas ganas de ver series. 

He visto muy poquita cosa. Me estoy manteniendo al día con Outlander, aunque he bajado el interés por esta serie, y es que una vez fuera de Francia parece que todo vuelve al principio.


También he continuado con Game of Thrones, que está teniendo capítulos, o escenas, que me están gustando mucho junto con otras que me causan indiferencia. Es lo bueno y lo malo de ser una serie coral tan grande.


Por fin vi la nueva adaptación de la trilogía de Corfú, The Durrells, los primeros capítulos me parecieron lentos y excesivamente tristes para lo que me pareció el libro. Los últimos capítulos me gustaron mucho más, aunque me temo que me ha spoileado los dos libros que me quedan por leer. 



Me puse con la primera parte de The Hollow Crown: Henry I y la disfruté como una enana. Es algo curioso, me cuesta muchísimo encontrar el momento y las ganas de sentarme durante dos horas para ver este tipo de series, pero luego las disfruto, me emociono y me arrepiento de no haberlas visto antes. 


Y he dejado para el final la serie que más he disfrutado durante este mes: Penny Dreadful

Las dos primeras temporadas me gustaron, pero ha sido esta última la que me ha enganchado por completo.

Los nuevos personajes me han chiflado, especialmente el villano, y me parece todo un acierto que la serie acabe ahora que está en lo más alto. Ya estoy cansada de esas series que empiezan tan bien pero acaban tan estiradas como un chicle, y al final las ves por costumbre o las acabas abandonando.


 A partir de aquí puede haber spoilers de la tercera temporada.



Me fascina el mito vampírico y me alegré cuando decidieron recuperar a Drácula, y creo que el actor elegido no pudo ser más adecuado. Christian Camargo a lo mejor os suena por su participación en Dexter, yo al principio no lo reconocí. Me han enamorado todas sus escenas en general y con Vanessa en particular. Ha sido un Drácula tan carismático, tan seductor, que comprendes que Vanessa se sienta atraída hasta el momento final. Y al final me encantó que no lo mataran, que escapara al darse cuenta de que había perdido, que dejaran el mito de Drácula vivo.



También me encantó toda la trama de Lily, que encuentre una nueva identidad, la libertad. El final sin esperanza para Dorian y la esperanza de Frankenstein de un futuro nuevo. Me quedo con la sensación de que Mr Hyde no aportó todo lo que podía a la serie, se queda como un guiño.


La trama de La criatura fue sorprendente, pero la que menos me gustó fue la de Ethan. Esta temporada los personajes principales han estado muy separados, algo que me parecía raro, pero ha dado un buen resultado.


Si quieren hacer un spinoff con Catriona, me apunto. 



sábado, 11 de junio de 2016

Humillados y ofendidos (Fiódor M. Dostoievski)


 El narrador de la novela es, como el propio Dostoievski, un escritor cuya primera obra le ha valido reconocimiento, pero que, poco amigo de la sociedad y de la adulación, parece incapaz de proseguir su carrera. Está enfermo y ha aceptado, además, la pérdida del amor: Natasha, la joven a la que amaba, se ha fugado con Aliosha, hijo del príncipe Válkovski, contra la voluntad de los padres de ambos. El padre de Aliosha, un hombre maquiavélico y cruel, quiere casarlo con una rica heredera, y no permitirá que nadie arruine sus planes; el padre de Natasha, que, por ende, tiene un pleito con el príncipe, cree que su hija ha llevado el oprobio a su familia y la maldice. Un personaje más se une a esta galería de seres proscritos, de «almas nobles» que se alzan –en una lucha compleja y de resultado incierto– contra la humillación: una niña huérfana a quien el narrador rescata de la explotación de una alcahueta.
Nuestros ojos en la historia son los de Iván o Vania, un joven escritor que habiendo sido adoptado por la familia de Natasha se enamora de ella, y aunque parece que es correspondido y ha alcanzado cierta fama con su primera novela, se ve obligado a esperar para casarse hasta que su carrera literaria se asiente, pero en ese tiempo su gran amor se enamora de Aliosha, el hijo del príncipe Valkovski, un joven guapo, bueno y "condenado a una eterna minoría de edad". La unión entre Natasha y Aliosha es mal vista por las dos familias. Aliosha debe casarse por dinero y el padre de Natasha nunca aceptará que su hija se case con el hijo del príncipe Valkovski, con el que anda en juicios. Así que Natasha huye, lo abandona todo y se va con Aliosha, aún sabiendo que su padre nunca la perdonará.

Así empieza Humillados y ofendidos, una novela en la que todos los personajes son humillados y ofendidos de alguna manera. 


No quiero contar mucho más de la trama, porque aunque parezca una historia simple, un folletín de la época, tiene mucha psicología y muchas lecturas. Es una historia de amor, de desamor, una crítica a las clases altas, un retrato de la vida de los pobres más pobres y una lección sobre el rencor y el perdón. 


Muy fácil de leer para todos aquellos que sientan respeto por Dostoievski o por los rusos en general. A lo mejor no es la obra más conocida del autor, pero vale la pena leerla.